Resumen

El objetivo de este trabajo es definir la economía informal sobre la base teórica de formalidad e integralidad y partir de esto, realizar el tránsito a la formalidad. Se constató la carencia en México de estudios uniformes sobre dicho sector. Se clasificó la economía informal en cuatro grandes grupos: actividades comerciales, industriales, prestación de servicios profesionales e industria turística y sus respectivas subclasificaciones. Se determinaron cinco principios para concebir el modelo contable fiscal simplificado que responda a las características de la economía informal. Se constató que la economía informal es un fenómeno diverso que existe independientemente del nivel de desarrollo de los países. El concepto emitido por los autores se centra en el no registro en el PIB y su carácter de autoempleo, fundamentalmente. Este último genera un trabajo jurídicamente legal que no ha formalizado sus obligaciones jurídicas, fiscales y administrativas y coloca al sujeto en una situación irregular ante las autoridades de hacienda y administrativas, de manera que, como las actividades de la economía informal no son ilegales, el término adecuado es irregulares.