Resumen

La hipótesis esencial es, que los cambios producidos en el proceso de planificación estratégica son resultado de la creciente complejidad e incertidumbre del entorno, lo que demanda, además, que a este proceso se incorporen, necesariamente, los métodos y modelos de análisis estructural y de redes sociales y organizacionales. Desde el punto de vista teórico se sostiene que la planificación estratégica es un proceso de perspectivas múltiples: técnico, participativo, de cambios estructurales, estratégico, prospectivo e integrador. Se fundamenta, además, el papel del análisis estructural y de redes en el estudio de los sistemas empresariales y territoriales y en el análisis de las estrategias de los actores sociales y organizacionales. Se presenta una propuesta metodológica, coherente con la teoría formulada, que aborda la planificación estratégica a través de etapas en las cuales se aplican de manera combinada los métodos y los modelos de análisis estructural. Finalmente, se fundamenta el análisis estructural como herramienta teórico-metodológica de gran utilidad en la toma de decisiones empresariales y territoriales, y en el establecimiento de estrategias de desarrollo.